Desarrollo integral en equipo de Dirección

Evaluación y desarrollo de personas y equipos

Situación de partida

En estos momentos estamos arrancando un proyecto muy interesante de Desarrollo Directivo para una organización de carácter público que desea trabajar en el desarrollo integral de las personas que forman el Comité de Dirección.

Se trata de una organización que ha vivido un importante cambio organizativo, cambio en el modelo de actividad y cambio en la configuración del equipo de dirección. Esto, que de natural es generador de cierta confusión y tensión, si no se trabaja es germen de diferentes disfunciones dentro de la organización; disfunciones que pueden impactar tanto en la satisfacción de las personas de la organización, como en los resultados de la actividad.

Despliegue del proyecto

El objetivo del proyecto consiste en trabajar en el desarrollo pleno de las personas que forman el Comité de Dirección, así como la configuración de un equipo de alto rendimiento capaz de aportar un valor diferencial al proyecto compartido. Para ello se propone trabajar en dos planos: la lógica racional y la lógica emocional.

El despliegue del proyecto consta de tres partes. En primer lugar, la fase en la que nos encontramos en la actualidad, en la que el objetivo es conocer la situación de partida de cada una de las personas que forman el Comité de Dirección de la organización; cuáles son las competencias y las potencialidades de cara a apuntalar su desarrollo profesional, a través de un Management Audit. Posteriormente se devolverá un feedback que servirá de punto de partida para trabajar en el desarrollo de cada persona del equipo.

Una segunda parte del proyecto, que consistirá en trabajar un paquete de sesiones de Coaching con el fin de apuntalar el perfil y desarrollar capacidades que permitan una mayor legitimación del rol directivo. El trabajo one to one es el formato de desarrollo que genera un mayor retorno. El modelo desde el que trabajamos impacta tanto en el desarrollo de capacidades personales, como en la propia organización.

Por último, habrá una tercera fase en la que se trabajará de manera conjunta como grupo en sesiones de Mindfulness, herramienta valiosa para nuestro desarrollo personal y profesional que se utiliza en organizaciones referentes en el ámbito del management. El objetivo de la herramienta es tomar conciencia de la necesidad de corregir automatismos disfuncionales escuchando al cuerpo y trabajando de forma focalizada la atención plena.

Próximos pasos

En la actualidad nos encontramos poniendo fin a  la primera fase del proyecto, el Management Audit, que nos aporta muchas claves sobre las competencias y potencialidades de las personas que forman el Comité de Dirección, así como el impacto que esto genera en el desarrollo organizativo.